Cómo los servicios de atención domiciliaria pueden ayudar a aliviar la soledad y el peligro que representa

Ser el cuidador de un padre o de un ser querido puede ser una experiencia gratificante, pero también puede tener un efecto negativo debido a las exigencias que puede imponer a una persona. No sólo es un reto físico y mental, sino que los cuidadores a menudo se ven consumidos por las responsabilidades que conlleva la prestación de atención. Cuando los cuidadores se sienten solos debido a la cantidad de tiempo que dedican a las necesidades de sus seres queridos, deben considerar la posibilidad de contratar servicios de atención domiciliaria. A medida que un ser querido necesita más y más tiempo, el aislamiento se convierte en rutina. El cuidador deja de pasar tiempo con amigos u otros miembros de la familia y finalmente se da cuenta de que su vida social ha desaparecido. La sensación de soledad comienza a abrumarlos. La soledad representa un gran peligro para el bienestar general de una persona. Cuando una persona se queda sin conexiones personales cercanas con otros, aumenta el riesgo de una muerte prematura en un 14 por ciento.  El aislamiento y la soledad pueden conducir fácilmente a la depresión, lo que no sólo supone un peligro para el bienestar general del cuidador, sino también para las personas mayores que necesitan ayuda. La soledad finalmente comienza a afectar la actitud de la persona hacia la persona que necesita cuidados. Incluso pueden empezar a resentirse con el viejito, lo que es peor, volverse negligentes.  ¿Cómo puede alguien cuidar adecuadamente a otra persona si no se toma el tiempo para cuidarse a sí mismo? Contratar a un proveedor de cuidado en el hogar puede ayudar a aliviar la soledad al asumir las responsabilidades del cuidador para liberar a un cuidador para que reanude algunas actividades sociales normales. Los servicios de atención domiciliaria podrán ayudar con muchas de las necesidades básicas diarias. Esto podría incluir tareas domésticas livianas, lavandería, transporte, manejo de medicamentos y preparación de comidas. Algunos servicios pueden incluir ciertos tipos de atención médica. Los cuidadores no tienen que sentirse solos en su búsqueda de proporcionar un cuidado excepcional a un ser querido. Permanecer en contacto social con amigos y otros miembros de la familia es muy importante para evitar que la soledad se introduzca y se apodere de la vida de una persona. Si los cuidadores sienten que no es factible que se escapen y dejen solos a sus seres queridos, deben considerar la posibilidad de contratar a un proveedor de cuidados en el hogar. Los servicios de cuidado en el hogar pueden llegar y cuidar a un ser querido mientras el cuidador familiar se toma un tiempo para tomar una taza de café con un amigo, ir de compras, tomar una clase o hacer algo que les gusta hacer. Es importante recordar que una buena parte de la salud de un ser querido depende del estado mental y físico de la persona que lo cuida.

Deja un comentario