Cómo un proveedor de cuidado en el hogar puede ayudar a sus padres a mantener su dignidad

El envejecimiento puede presentar muchos desafíos y las personas mayores que alguna vez fueron activas, comprometidas, saludables e independientes pueden encontrarse incapaces de manejar las tareas básicas del día a día por sí mismas. Ya sea debido a limitaciones físicas, retos de movilidad o retos cognitivos, cuando las personas mayores empiezan a perder la capacidad de cuidar de sí mismas y requieren la ayuda de otros, su dignidad está en riesgo. La dignidad de una persona es fundamental para su salud mental y emocional. Cuando un adulto mayor se siente condescendiente, irrespetado o disminuido de alguna otra manera, puede caer en una espiral de consecuencias mentales y emocionales negativas que resultan en depresión, ansiedad, amargura, pérdida de motivación y una tasa aún más rápida de declive físico. Preservar la dignidad de sus seres queridos que envejecen a lo largo de sus últimos años es una parte importante de dar la calidad de la atención que necesitan y merecen, y de apoyar un fuerte sentido de sí mismos, de su significado y de su valor incluso frente a los desafíos. Una manera poderosa de ayudar a sus padres a mantener su dignidad es estableciendo un arreglo de cuidado en el hogar para ellos. Este cuidador puede ayudar a las personas de la tercera edad a hacer frente a sus retos diarios de una manera respetuosa, alentadora y personalizada. Comparta estos consejos con el proveedor de cuidado en el hogar de sus padres para que ambos puedan trabajar juntos para crear un plan de cuidado digno y respetuoso para sus seres queridos que envejecen

Trátalos como adultos.

Cuando una persona necesita atención y asistencia, es fácil empezar a mirarla como a un niño. Esto es particularmente cierto cuando la persona está enfrentando limitaciones cognitivas o físicas que hacen que sus comportamientos y capacidades sean más infantiles. Es importante recordar, sin embargo, que sus mayores no son niños. Independientemente de sus desafíos, son adultos y usted y su proveedor de atención siempre deben tratarlos como tales. Esto significa hablar con ellos en un tono de voz adulto, usando un lenguaje apropiado y permitiéndoles tomar decisiones siempre que sea posible

Fomentar la comunicación.

Hablar de una persona como si no estuviera en la habitación, o hablar por una persona porque sientes que no puede comunicarse eficazmente por sí misma, rápidamente dejará a esa persona sintiéndose irrespetada y sin valor. Anime a sus mayores a que se comuniquen por sí mismos tanto como sea posible haciéndoles preguntas, entablando conversaciones a lo largo del día y hablando con ellos durante las tareas de cuidado aunque no respondan

Manténgalos activos.

Los sentimientos de aislamiento son una preocupación muy seria cuando se trata de la salud mental y emocional de los adultos mayores. Mantener su dignidad y mantenerlos sintiéndose relevantes y reconocidos trabajando con su cuidador para planear salidas y encontrar eventos, clubes y otras oportunidades de socialización. Póngase en contacto con la agencia de cuidado de adulto mayor de su área para obtener más información sobre la contratación de un proveedor de cuidado en el hogar que le ayude a brindar a su ser querido de edad avanzada el cuidado y la asistencia que necesita para llevar un estilo de vida saludable, feliz, cómodo y digno.

Deja un comentario